martes, 8 de agosto de 2017

De lo vil algo hermoso. Mateo 1

Infinidad de ocasiones hemos estudiado sobre el capítulo uno de Mateo y hemos enseñado sobre el nacimiento de Jesús y la obediencia de José al aceptar a María en su embarazo.
En esta ocasión nos apartaremos un poco del nacimiento de Jesús como tal para introducirnos más allá al origen muchos años a tras de su Concepción.
La genealogía que aparece en este capítulo no es por casualidad quiere mostrarnos como Jehová puede sacar algo hermoso de lo que para nosotros puede ser vil. Tres mujeres que participan en este nacimiento maravilloso. Rahab, Rut y María.

Job afirmaba que nadie era capaz de hacer limpio lo que es impuro. Job 14: 4 ¿Quién hará limpio a lo inmundo? Nadie.” y a nivel humano eso es verdad nadie puede hacerlo pero Jehová de los ejércitos a través de su hijo Jesucristo si puede hacerlo. 1 juan 1: 7 “pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.
Jehová puede hacer de algo vil algo precioso. 1 Corintios 1: 27-28 “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,
Desde donde viene la procedencia de Jesús.
1. Rahab. Mateo 1: 5 “Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isa.” Rahab era una mujer prostituta que ayudo a los espías cuando entraron en Jericó. A Dios le plazo utilizarla a ella y no a una mujer distinguida. Josué 2: 1 “Josué hijo de Nun envió desde Sitim dos espías secretamente, diciéndoles: Andad, reconoced la tierra, y a Jericó. Y ellos fueron, y entraron en casa de una ramera que se llamaba Rahab, y posaron allí.
Nunca creas que por tu condición nunca llegaras a ser alguien importante. Lo único que tenemos que hacer es arrepentirnos de corazón. Jesucristo está dispuesto a darnos otra oportunidad.
Todos hemos pecado  o nos hemos equivocado. Jesucristo sabe que tú y yo somos pecadores pero él quiere limpiarnos para utilizarnos. Que el pecado de tu pasado no te impida aspirar una nueva vida. No permitas que otros te señalen por tu error. Arrepiéntete no vuelvas a pecar tu puedes triunfar. Juan 8: 10-11 “Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.
2. Rut. Una mujer extranjera que se atrevió a dejar su pasado prospero por buscar a Dios verdadero. Rut 1: 16 “Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.” Jehová no es un Dios de casualidades. Jehová es un Dios de propósitos. Rut 4: 17 “Y le dieron nombre las vecinas, diciendo: Le ha nacido un hijo a Noemí; y lo llamaron Obed. Este es padre de Isaí, padre de David.” no importa cuál sea tu condición proponte en tu corazón servir a Jesucristo y él te restaurara. Jehová podía utilizar a alguien de su propio pueblo pero prefirió utilizar a Rut. No te sientas extraña o extraño por lo que hayas hecho deja que Jesucristo te de una nueva vida Jesucristo es un Dios de oportunidades. 2 Corintios 5: 17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
3. María. Una mujer humilde que no contaba con riquezas materiales pero que para Jehová era muy importante. Sabemos que no tenía recursos suficientes por lo que haría en el día de la consagración. Lucas 2: 22, 24 “Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor, y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas, o dos palominos.” María con José ofrecieron un par de tórtolas esto lo hacían los que no tenían para dar un cordero. Levítico 12: 8 “Y si no tiene lo suficiente para un cordero, tomará entonces dos tórtolas o dos palominos, uno para holocausto y otro para expiación; y el sacerdote hará expiación por ella, y será limpia.
No importa cuál sea tu condición económica para Jesucristo eres rico. Apocalipsis 2: 9 “Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.” tú eres importante por lo que eres y no por lo que tienes.
Jesucristo puede sacar de lo vil algo precioso nunca te avergüences de lo poco que tienes alégrate por lo que eres en Cristo. Jehová no mira la apariencia Jehová mira el corazón. Cree en Jesucristo esfuérzate, se valiente y llegaras a cumplir con tus anhelos.