viernes, 8 de diciembre de 2017

Superando la Aflicción. Salmos 13

Resultado de imagen para aunque pases por el fuego no te quemarásTodos los seres humanos pasamos por momentos de dificultad, alguno tienen dinero pero necesitan otras cosas, otros no tienen dinero y prácticamente les falta todo.
No importa cuál sea nuestra necesidad la verdad es que muchas veces sentimos que nada podemos hacer que todo está perdido.
Jesucristo nos advierte de esta realidad, el nos dice a través de su palabra que mientras estemos en este mundo siempre tendremos aflicciones. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
 Jesucristo  no promete quitarnos los momentos de aflicción, él nos promete estar junto a nosotros en cualquier situación difícil que tengamos que pasar. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti
Como superar la Aflicción.
1. No Creas que estas Solo. V 1 ¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre?
¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?
” lo más difícil para muchos seres humanos es el soportar el rechazo. No importa que los hombres nos decepciones o ya no estén con nosotros, solo hay una verdad y es que Jesucristo nunca nos abandona. Samos 27: 10 “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.
2. No te Menosprecies a ti Mismo. V 2 ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma,
Con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?
” Dios a todos nos hizo iguales todos procedemos de Adán, Dios no hizo a unos más capaces que otros, tu decides que hacer y como sentirte, si te sientes menos los demás te verán  así. 2 Corintios 11: 5 “y pienso que en nada he sido inferior a aquellos grandes apóstoles.
3. No Vivas del que Dirán. V 3-4 “Mira, respóndeme, oh Jehová Dios mío;
Alumbra mis ojos, para que no duerma de muerte; Para que no diga mi enemigo: Lo vencí. Mis enemigos se alegrarían, si yo resbalara
” el adagio popular dice: nadie es monedita de oro para  caerle bien a todo el mundo. Los seres humanos somos diferentes esto sirve para que seamos complemento y no competencia.
4. Busca una Razón para alegrarte. V 5 “Mas yo en tu misericordia he confiado;
Mi corazón se alegrará en tu salvación
.” Jesucristo transforma nuestra vida él nos hace experimentar paz en medio de la tormenta.
5. Mantén una Buena Actitud. V 6 “Cantaré a Jehová, Porque me ha hecho bien” nuestro rostro es la proyección de lo que hay en nuestro corazón. Proverbios 15: 13 “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate” la actitud de una persona influye en la actitud o el comportamiento de las demás personas, las emociones de alegría o tristeza se contagian.
6. Encuentra la Raíz de lo que te Aflige.  La mayoría de las cosas que nos afligen tienen que ver con problemas emocionales, odio, falta de perdón, amargura. Etc.  Hebreos 12: 15 “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados
7. Cambia tú manera de Pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
8. Mantente siempre en Oración. La oración no solo sirve para pedir o reclamar un Milagro, la oración nos lleva a un estado de tranquilidad tal, que nos hace libre de toda aflicción es decir podemos vivir en paz aun en medio de la tormenta. Mateo 26: 38 “Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo.
Las aflicciones son algo normal en este mundo, todos tenemos momentos de alegría y momentos de tristeza, no dejes que las dificultades normales en este mundo te lleven a vivir en Aflicción.