jueves, 1 de febrero de 2018

El Arte de Vivir Bien Salmos 58.

Resultado de imagen para vivir bienDios nos creo con el fin de que vivamos bien, para esto nos doto de todos los medios necesario, adecuo la tierra y nos capacito a nosotros con todo lo necesario para poderlo conseguir.
El deseo de Dios es que todos seamos felices y que vivamos alegres. Salmos  32: 11 “Alegraos en Jehová y gozaos, justos; Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.
El congregarnos en el templo debe ser una ocasión de deleite, de gozo. La condición para Jehová darnos lo que anhelamos es que tengamos la capacidad de Gozarnos en su presencia. Salmos 37: 4 “Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón
Como Vivir Bien.
1. No Juzgando a los Demás. V 1 “Oh congregación, ¿pronunciáis en verdad justicia? ¿Juzgáis rectamente, hijos de los hombres?” cuando nos pasamos la vida criticando a quienes hacen lo malo lo único que logramos es vivir en amargura.
2. Entendiendo que Todos Fallamos. V 2 “Antes en el corazón maquináis iniquidades; Hacéis pesar la violencia de vuestras manos en la tierra” la mejor forma de tener una muy buena convivencia con los demás es si entendemos que nosotros también somos imperfectos.
3. No Deseándole mal a los Demás. V 6 “Oh Dios, quiebra sus dientes en sus bocas; Quiebra, oh Jehová, las muelas de los leoncillos.” el desear el mal a quienes consideramos que son malos nos convierte a nosotros también en malos.
4. No Disfrutando el Mal de los Demás. 10 “Se alegrará el justo cuando viere la venganza; Sus pies lavará en la sangre del impío” el disfrutar del castigo de los demás también nos convierte en malos. Jesucristo no quiere destruir a nuestros enemigos, él los quiere transformar así como lo hizo con nosotros.
5. Nunca pagando Mal por Mal. Romanos 12: 17 “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres” los deseos de venganza amargan nuestro corazón y no nos permite vivir bien.
6. Disfrutando lo que tenemos y lo que Somos. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” hacer las cosas de corazón es amar lo que hacemos, cuando hacemos las cosas como para Dios no nos importa si los hombres nos decepcionan.
7. No teniendo Envidia por la prosperidad de los malvados. Salmos 73: 2-3 “En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos. Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos” la envidia por los demás hace que nos descuidemos de nosotros y corremos el  riesgo de fallar o caer.
8. Conócete a ti Mismo. Gálatas 6: 4 “Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro” el conocer nuestras obras hace que no estemos pendiente de las obras de los demás.
9. Afronta tus Miedos. Joel 3: 10 “Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.” todos tenemos diferentes debilidades, lo importante es reconocerlas y luchar por superarlas.
10. No te Relaciones con gente Negativa. 1 Corintios 15: 33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” los seres humanos vivimos de la imitación, imitamos tanto lo bueno como lo malo.
11. Cambia tu manera de Pensar. Filipenses 4: 8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” de nuestra manera de pensar depende nuestra manera de vivir.
12. Disfruta los buenos momentos y aprende de los malos momentos.  Filipenses 4: 12 “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad” Pablo no era una persona resignada, el disfrutaba los buenos momentos y se esforzaba por superar los malos momentos.
Vivir bien no solo es tener riquezas materiales o tal vez gozar de buena salud, vivir bien es aprender a disfrutar de lo que somos y hacemos sin importar las circunstancias que estemos pasando. Aun en los momentos difíciles podemos vivir bien.