sábado, 14 de abril de 2018

Dios en Nuestros Problemas. Salmo 138

Resultado de imagen para bendito sea jehova quien adiestra mis manos a pelearMuchas personas consideran que cuando hay problemas, dificultades, enfermedades o cualquier otra situación difícil es porque Jesucristo no está con esa persona o en ese lugar.
Muchas personas se atreven a juzgar a los demás cuando los ven en problemas lo primero que les dicen es seguro que algo malo hizo, eso es castigo de Dios.
Jesucristo no nos envía problemas, los problemas llegan cuando hacemos las cosas mal o simplemente los problemas llegan cada vez que intentamos hacer algo nuevo o importante.
Entre más grandes sean las metas que nos proponemos, o entre más especial sea lo que queremos alcanzar más grandes también serán los problemas, el día en que  eso especial que quieres conseguir sea fácil de adquirir automáticamente deja de ser especial ya que cualquiera lo podría lograr.
Las personas de éxito son aquellas que consideran los problemas como oportunidades de cambio, oportunidades para corregir y mejorar lo que están haciendo.
Las personas de fracaso son aquellas que ven los problemas como obstáculos para avanzar, por este motivo nunca alcanzan sus sueños o metas.
Como Actúa Dios en nuestros Problemas.
1. Nos Aviva o nos da Fuerzas. V 7 a “Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás;” Jesucristo no pretende quitarnos todos los problemas porque nos convertiría en inútiles o mediocres, Jesucristo nos da fuerzas para que nosotros podamos enfrentar el problema y salgamos victoriosos.
2. Nos Protege. V 7 b “Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra.” Dios nos protege de nuestros enemigos, los enemigos más fuertes del ser humano no son los externos, los físicos, los enemigos más grandes y muchas veces difíciles de vencer son los que están en nuestro corazón; esos enemigos son nuestros temores, prejuicios y miedos.
2. Dios cumple sus propósitos en nosotros a pesar de las dificultades. V 8 “Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.” si nosotros estamos luchando por alcanzar el propósito que Dios tiene para nuestra vida él lo cumplirá,
Los propósitos de Dios en nosotros se cumplen no por nuestra capacidad o por nuestro anhelo. Romanos 9: 16 “Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.  es Jesucristo quien hace realidad nuestros anhelos.
3. Nos Acompaña. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti Jehová no promete evitarnos pasar por el agua o el fuego, es más Jehová no dice: si de pronto pasas por el agua o el fuego, el asegura que pasearemos por el agua o por fuego. Jehová si nos promete estar con nosotros en un proceso de acompañamiento para ayudarnos a superar esas dificultades.
4. Nos Entrena. Salmo 144. 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra” David no dice gracias Dios mío por quitarme las batallas, David le da gracias por entrenarlo para las batallas. En este salmo 144 David está pidiendo a Dios protección, pero David en ningún momento se rasga las vestiduras, David considera que la mejor protección que Dios le puede dar es entrenándolo o preparándolo para enfrentar sus batallas.
Jesucristo nos protege mas no nos sobreprotege, el día en que Jesucristo nos quiete todos los problemas nos convierte en inútiles, nosotros los seres humanos confundimos protección con sobreprotección, si quieres hacer de tus hijos personas de éxito no le quites sus responsabilidades, entrénalos para que salgan Victoriosos.