sábado, 14 de julio de 2018

La Protección de Dios. Isaias 31

Resultado de imagen para dios me protegeJehová Dios es mucho más que alguien que pelea por nosotros. El pelear por  nosotros significa que él nos entrena para la batalla. Salmo 143 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;” Jehová es como un poderoso león que más que cuidar a sus cachorros lo que hace es entrenarlos para ser los reyes de la selva. En este caso Jehová nos entrena para conquistar al mundo. 31: 4 “Porque Jehová me dijo a mí de esta manera: Como el león y el cachorro de león ruge sobre la presa, y si se reúne cuadrilla de pastores contra él, no lo espantarán sus voces, ni se acobardará por el tropel de ellos; así Jehová de los ejércitos descenderá a pelear sobre el monte de Sion, y sobre su collado.
Que necesitamos para ser entrenados por Jehová.
1. No confiar en el poder del mundo. V 1 “¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!” el mundo no nos entrena, nos complace de manera temporal, el verdadero entrenamiento duele.
2. No mezclarnos con los malvados porque sufriremos sus consecuencias. V 2 “Pero él también es sabio, y traerá el mal, y no retirará sus palabras. Se levantará, pues, contra la casa de los malignos, y contra el auxilio de los que hacen iniquidad.” El mundo es como un gran barco, si estamos en él y el barco se hunde nos hundimos con todo.
3. Entender que solo Jehová es sobrenatural. V 3 “Y los egipcios hombres son, y no Dios; y sus caballos carne, y no espíritu; de manera que al extender Jehová su mano, caerá el ayudador y caerá el ayudado, y todos ellos desfallecerán a una.” la verdadera protección de Dios es de manera sobrenatural no hay intervención del poder humano.
4. Debemos creer en el poder de Dios. V 5 “Como las aves que vuelan, así amparará Jehová de los ejércitos a Jerusalén, amparando, librando, preservando y salvando” es el quien nos salva. Para el que cree todo es posible.
5. Volver a Jehová. V 6 “Volved a aquel contra quien se rebelaron profundamente los hijos de Israel.” es decir debemos aceptar que nos equivocamos y que debemos arrepentirnos. Arrepentirse es dejar el camino equivocado para direccionarnos por el correcto.
Jesucristo es quien nos limpia de todas nuestras imperfecciones. El quita de nosotros toda idolatría. V 7 “Porque en aquel día arrojará el hombre sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que para vosotros han hecho vuestras manos pecadoras.” Muchas veces creemos que porque ya quitamos las imágenes de las paredes de nuestra casa ya estamos libres de idolatría y se nos olvida que idolatría es cualquier cosa que pongamos en primer lugar en nuestra vida. Para algunos el deporte es más importante que Dios y su familia, para otros lo es el trabajo o su pareja. Etc.
Si para ti lo más importante es tu carro o cualquier otra cosa material o personal entonces ya puedes decir que también eres idolatra.
Dios quiere protegernos no sobre protegernos es por eso que el cuidado de él es prepararnos para la conquista. ¿Tu si estas entrenando a tus hijos para cuando tu no estés con ellos? O así estés con ellos los estás preparando para que sean tu apoyo y no tu carga.
Proteger a nuestros hijos o a los demás es proporcionarles los medios o las herramientas para que ellos puedan conseguir lo que quieren y necesitan a través de su propio esfuerzo.
En lo espiritual los padres somos los responsables de que nuestros hijos conozcan y amen a Jehová. Es nuestra labor instruirlos en la palabra y el conocimiento de Jehová.